COSTÓ MUCHO PERO YA ESTÁ

Uno tenía la sensación de que la gente estaba (y lo estuvo) fuera de proporción. Que desde que la Selección Nacional de Fútbol se puso en carrera en el tramo final de las eliminatorias, las personas del fútbol y las que no son del fútbol empujaban y empujaban para que el equipo nacional fuera a Rusia 2018. Y ese empuje que se veía en calles y plazas, así  como en los medios se acrecentaba conforme nuestros jugadores seguían en carrera, sin perder.  Con algo de fortuna mucho de mérito y gran esfuerzo se sacaron resultados importantes  y el llamado – y nunca tan cierto como ahora- Equipo de Todos se puso a tiro de Rusia para jugar un repechaje.

Y pasó esta instancia anoche, en el Estadio Nacional con todos los peruanos expectantes y ávidos de ver al Perú clasificado. Los muchachos lo hicieron, pese a la gran responsabilidad que tenían (que dicho sea de paso se notó en algún momento en el campo) y sacando provecho de las flaquezas de Nueva Zelanda que es inferior al Perú pero que no se la hizo fácil. Ni en el partido de ida en Wellington ni anoche hubo seguridad. Porque a Perú no le sobra nada. Le alcanza para clasificar sin reproches, pero repetimos, hasta ahí nomás.

Iba a ser una tragedia no clasificar anoche. Porque la comunión inédita o no vista tantos años entre equipo, entrenador, dirigentes, periodistas, hinchas  y la gente que normalmente no le interesa el balompié era tan grande, casi unánime y total  que no soportaba algo diferente a  tener boleto para la tierra de Putin.

Con mucho esfuerzo, con riesgos asumidos por Gareca, con un rival sin técnica pero que quería imponer su físico, con jugadores peruanos en 6 puntos, sin Guerrero – que no es poco problema-, la Selección hizo su papel de local, ganó y ante la emoción general dio muestras del compromiso y de la responsabilidad que sabían tenían sobre sus hombros. Ya no se podía “bueno, dejamos todo pero no se logró”. Supieron siempre que no ganar era regresar al punto de origen.

Gareca, un tipo bueno, humilde, sosegado, aplomado y sapiente tomó en el largo proceso muchas decisiones  y acertó. Hoy gracias a él, a Oblitas y al Comando Técnico en general, hemos retomado algo del prestigio perdido y nuevamente somos respetados dentro y fuera de nuestro país. Se devolvió autoestima, orgullo y ganas. Somos un equipo chico, claro que si, nunca fuimos potencia, pero tampoco debimos caer tan bajo como hasta hace poco. Estar unos peldaños encima nos hace mucho bien.

Ir a Rusia no nos quita clubes quebrados, canchas sintéticas, dirigentes corruptos, ausencia de público a nuestros torneos locales deplorablemente formulados, improvisación, mañas, etc, etc, etc. Pero es una oportunidad de poner la lámpara en la sala y el water en el baño. Iniciar una especie de refundación del fútbol, un sinceramiento de la realidad, para que poco a poco se hagan las cosas bien. Hay islas en todos los estamentos y grupos de interés, pero no alcanza para darle sostenibilidad al logro de anoche. Por lo pronto, disfrutemos de esto, que no se da todos los días y que francamente no pensé se lograría.

COCO GAMARRA

Online Drugstore, FOSAMAX DOSAGE, Free shipping, buy benadryl online, Discount 10% in Cheap Pharmacy Online Without a Prescription

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>