POR QUÉ GANARLE A ARGENTINA ES MÁS QUE COMPLICADO?

Luego de ganarle a Ecuador con holgura futbolística en Quito, la dirigencia, afición y gran sector del periodismo, con desbordado optimismo nos vImos cerca del Mundial de Rusia. Y me incluyo en ese sector de hinchas, porque también fui presa del desborde emocional que produjo la victoria inédita en el país del Norte.

Sin embargo, pasaron los días y mientras en nuestro país y más en Argentina no se dejaba de hablar del partido del próximo 5 de octubre entre nuestra selección y la platense, fuimos aterrizando mejor las ideas, viendo las fortalezas y debilidades de ambos y entendiendo que las expectativas exceden en mucho la razón. Por ello, queremos compartir con ustedes nustro escepticismo respecto al partido.

En el plano individual, pese a lo que los propios argentinos digan, somos inferiores largamente. En lo colectivo, hemos logrado armonizar líneas, pero nos cuesta creer que lo táctico de Gareca pueda neutralizar a una Argentina que saldrá con desesperación a buscar el partido. Dicen que la angustia de los gauchos nos favorecerá, pero yo creo que en esta oportunidad despertarán y tendrán las opciones de gol favorables. Perú les puede hacer daño, claro, pero no nos va a alcanzar, salvo una descollante actuación de la primera línea de volantes, los cuatro del fondo y el arquero. Arquero, cuyo nombre debe ser bien pensado. Debe estar en plenitud y no venir de lesiones graves para reaparecer en este partido tan fregado. A favor también podría jugar que todos los estamentos del fútbol argentino están aterrorizados con una derrota.

La cancha y el público no juegan se ha dicho. Es verdad, pero cuanto más cerca tienes al público local la concentración se pierde con mayor facilidad. La Bombonera es un estadio particular, y hoy el público es mucho más agresivo que hace unas décadas. No es cuestión de temores, sino que cabe la posibilidad que arrojen a nuestro jugadores, proyectiles, orines y demás cochinadas que ellos saben hacer en estas situaciones límite desde épocas pretéritas.

Messi es un jugador  excepcional, qué duda cabe. Va a jugar bien. Tiene recursos de sobra, tiene desde la gambeta corta para dejar regados a los jugadores hasta tiros de media distancia extraordinarios, pasando por tiros libres de muchísima precisión y pase gol perfecto. No se va aburrir, no se va a molestar con sus compañeros, no va a amargarse con la exigencia del público. No. El 5 de octubre, Messi es capaz solito de ganarnos.

Y finalmente, el arbitraje, CONMEBOL, FIFA y demás intereses para que haya Rusia 2018 con Argentina y desde luego con Messi. Tendríamos que meterles de 3 para arriba para contrarrestar el penal injusto, la expulsión y el que nos inclinen la cancha. Así sea brasileño el juez, yo pienso que a Perú le van a  poner una celada desde que aterrice el vuelo. El hotel, la comida, el agua, etc. Ya lo hemos visto antes. ¿ Por qué en esta necesidad imperiosa no van a utilizar todas sus mañas?.

Por lo tanto, salvo que Perú se almuerce a Messi y compañía y les quite la pelota (improbable) no tenemos chance de ganarles a los argentinos. Queremos equivocarnos en todo por supuesto, pero no podemos  dejar de expresar lo que analizamos con frialdad.

 Lo de Colombia, ya es otra historia y hay que ver si llegamos con las chances del repechaje enteras.

 

COCO GAMARRA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>