EL RIESGO DE TRAER A GARECA

No sé  si será cierto que hay técnicos para clubes y técnicos para selecciones nacionales. El trabajo es distinto, los tiempos libres que no tiene un técnico de club los tiene el seleccionador y los debería aprovechar en ver todo el fútbol local posible, conversar con los entrenadores y descubrir talento que en nuestro caso no abunda, pero puede existir.

Gareca es serio, responsable, capaz y con buen ojo. Sobre todo cuando algunos consagrados no están en el nivel competitivo adecuado sabe sentarlos y no hay dramas. Además salvo una provocación muy gruesa tiene un comportamiento con colegas, jugadores y prensa en general acorde con las exigencias de convivencia y educación que todos o la mayoría se merecen.

El riesgo con Gareca es que si empezamos torcidos y le llueve presión injustamente, el argentino lía bártulos y se larga. Al no dejarlo trabajar con “el equipo de todos” no va a tolerar la crítica estúpida, irracional y anormal de muchos medios e hinchas.  Cuando trabaja con un equipo grande lo máximo que tiene que soportar es a los hinchas del club y a los periodistas sensacionalistas y exagerados. En cambio, el seleccionado es otra cosa. Todos nos creemos con derecho a chancar al técnico, jugadores y dirigencia. Esa dirigencia que estará dando sus primeros pasos en procura de reconstruir poco a poco  el desastre actual.

Otra cosa que ha llamado la atención es la supuesta oferta de la F.P.F. al entrenador Rueda por ocho años  para trabajar con los seleccionados menores. ¿ Ocho años durará este Fergusson criollo?.  Parece que el despistado sueño es cuatro en menores y con el fruto de ese trabajo cuatro con la mayor y tentar ir a Qatar 2022. Así como suena raro, no todo lo extraño o inusual es descabellado. Pero esa asimetría de ofertas con Gareca es equivocada. Para Gareca el hueso y para Rueda la carne (tendrá que engordar el flaquísimo ganado).

Esperemos los resultados de ambas negociaciones y apoyemos el proyecto. Lo que no vamos a apoyar son jugadores matoncitos, divos de barrio, borrachos y demás lacras que pululan en la selección. Hasta algunos menores ya están aprendiendo a podrirse moralmente. El técnico y todos debemos ser inflexibles con la indisciplina; sobre toda aquella que es con tanto escándalo y desvergüenza.

COCO GAMARRA

Esta entrada fue publicada en $ s y etiquetada $ s en $ s < span class = \ \" by- autor \ \" > por $ s < / span > .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>